25 de noviembre : Día Internacional de Lucha contra la Violencia hacia la Mujer

Sociedad Uruguaya de Sexología

En el año 1981 se realizó en Bogotá el primer Encuentro Feminista de América Latina y el Caribe (Eflac), declarándose el 25 de noviembre como el Día Internacional de Lucha contra la Violencia hacia la Mujer, en honor a las hermanas Mirabal, torturadas y asesinadas por la dictadura del General Trujillo en República Dominicana en el año 1960.

En este año 2017, en ocasión de realizarse el 14º. Eflac en Montevideo, se planificó su cierre haciendo una amplia convocatoria a mujeres y varones en las avenidas de nuestra ciudad para recordar la necesidad de cambios sociales que garanticen los derechos de algunas de las personas más vulnerables de nuestras comunidades.

Lamentablemente, fue una actividad precedida por episodios de extrema violencia en los que se produjeron maltratos y la muerte a niñas, hechos que conmovieron profundamente a la opinión pública y removieron heridas de muchos otros.

La Sociedad Uruguaya de Sexología, como institución y colectivo de profesionales, quiere expresar sentimientos de consternación y profundo rechazo por estos episodios en particular. Pero también, en un sentido más general, invitar a la reflexión sobre las múltiples expresiones de violencia que se constatan en día tras día, hacia mujeres, niños/as y adolescentes por parte de una sociedad que debería protegerlas/los.

El Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior informó en esta ocasión que del 1º de enero al 31 de octubre de 2017, se recibieron 104 denuncias por violencia de género por día, lo que significa un promedio de una denuncia cada 14 minutos. Aumentando un 14% con respecto al período anterior.

El SIPIAV , a su vez, ha informado que en el año 2016 atendieron  2647 casos de niñas, niños y adolescentes

La Sociedad Uruguaya de Sexología, como institución científica, tiene entre sus objetivos proporcionar herramientas que permitan elevar los niveles de una buena salud sexual en las personas y colectivos. Y dentro de este concepto nos referimos a propiciar  que el  desarrollo psicosexual de las nuevas generaciones no tenga las sombras de ningún tipo de maltrato o abuso; la inclusión de una sexualidad adulta placentera y libre de coerciones que impidan el ejercicio de los derechos.

El problema social de la violencia de género y generaciones es muy complejo, intersectorial, estructural, con profundas raíces en los aspectos culturales de nuestro país, por lo que requiere profundos cambios en las formas de pensar, sentir y obrar.

Para modificar esta realidad se necesitan profesionales comprometidos en sus propias vidas y actividades laborales, que comprendan el sentido de la dignidad humana. Que se involucren cada vez más las instituciones sociales, -entre las que sin dudas está la Sociedad Uruguaya de Sexología - y la ciudadanía en general.

Buscador